Mi esposa es tan caliente que la otra vez me pidió hacer un trió. Así que se lo cumplí y le traje a mi mejor amigo, los tres nos metemos a la cama. Ella nos chupa la pija a los dos hasta que nos deja bien calientes.

Mi esposa y yo haciendo un trio sexual

Luego se coloca a cuatro patas en la cama y deja al descubierto su concha. Así que entre los dos le damos una gran cogida. La hacemos gritar y gemir de placer hasta que ya no puede más y acaba por tener tremendo orgasmo.

Descargar Vídeo