Una gordita argentina le gusta mucho coger de perrito, así que en este video la podes ver a cuatro patas en la cama esperando que su novio la agarre por detrás, le separe las nalgas y le meta la pinga hasta el fondo de su concha, en cada embestida que le da le provoca tremendos gemidos de placer hasta que la hace acabar a chorros.

Descargar Vídeo